Bartleby Y Compañía (Enrique Vila-Matas)

¿Qué literatura se puede escribir en nuestra época, a sabiendas de que la mejor narrativa se escribió en el siglo XIX (o antes) y todas las variantes posibles al arte de la novela se llevaron a cabo en el siglo XX? Roberto Bolaño dijo que después de leer “Sobre héroes y tumbas” o “Vida: instrucciones de uso” ya no se puede escribir nada.

Algunos autores, tratando de rebatir esa idea de que ‘no hay nada nuevo bajo el sol’, han optado por el recurso de la metaliteratura o metaficción, que (en un afán de definirlo de la manera más simple) es la “literatura sobre la literatura”. Este concepto no es nuevo, pues desde Cervantes existe. Sin embargo, hoy en día escritores como el español Enrique Vila-Matas, han explotado a profundidad esa idea, produciendo obras completas basadas en procedimientos metaliterarios. “Baterbly y compañia” es uno de esos libros en los que el argumento se interrumpe o pasa a segundo plano, dejando que la ficción se haga consciente de sí misma. Veamos:

BartlebyycompaniaEl autor toma como modelo a Bartleby, el enigmático personaje del cuento de Herman Melville, para enumerar los casos de escritores que en algún momento de su vida se negaron a seguir escribiendo, e indaga en los motivos que les llevaron a tomar esta decisión. En este libro encontraremos información que nos ayudará a despejar preguntas como: ¿Porqué Juan Rulfo no escribió un tercer libro? ¿Porqué Rimbaud se “jubiló” de la poesía a los diecinueve años? ¿Porque Beckett dejó de escribir en su lengua natal para pasarse al francés? Bien, esto suena a que leeremos un ensayo de crítica literaria. Pero no, resulta que “Bartleby y compañia” es una novela.

Y es que el concepto de Vila-Matas fue crear una novela con base en puras notas a pie de página. No hay texto, solamente las notas enumeradas que complementan con lujo de detalle un escrito invisible. Si al libro resultante se le considera “novela” es porque esas notas a pie de página están escritas a manera de diario. El narrador es un oficinista que se siente poco agraciado físicamente y que finge una depresión para obtener una incapacidad laboral. Una vez que logra su propósito, se dedica a escribir este libro. El personaje (que dice tener una joroba) nos contará de vez en cuando, cómo fue el proceso de investigación y escritura de estas notas, pero eso es lo de menos, lo interesante es el contenido de las mismas.

Por tanto, un libro como éste -cuyo el argumento sale sobrando- no se recomienda en absoluto a aquellos lectores que esperan leer una novela tradicional o que estén poco familiarizados con los escritores mencionados; para ellos no tendrá demasiado sentido su lectura. En cambio, aquellos lectores que ya cuentan con cierta experiencia y buscan algo diferente, encontrarán en este libro un excelente antídoto para el aburrimiento. Por mucho que esta descripción parezca sugerir lo contrario, el estilo del autor es bastante ameno, sencillo y rápido de leer. Yo quedé enganchado.

Las anécdotas y las citas compiladas son estupendas; encontraremos detalles curiosos y sorprendentes sobre la vida de escritores como Marguerite Duras o Franz Kafka, además de frases contundentes e ilustrativas de otros literatos y filósofos como Schopenhauer o Montaigne. Algunas de estás notas pueden leerse como si fueran verdaderos cuentos cortos, otras como interesante información adicional. La primera anécdota gira en torno al excéntrico escritor suizo Robert Walser (quien a juicio del autor podría ser el más “Bartleby” de todos), la última narra la dramática huida de Lev Tolstoi anciano, que significaría no sólo su renuncia a la literatura sino también su escape de la vida terrenal.

El libro aborda el caso de los escritores que trataron de permanecer ocultos en el más puro anonimato, como J. D. Salinger y Thomas Pynchon; personajes imposibles de localizar, de entrevistar y de hurgar en su pasado. El caso más misterioso es el de B. (¿Bruno?) Traven y tan sólo por esa nota vale la pena consultar el libro. También están citados los “escritores ágrafos”, osea intelectuales reverenciados de los que todo mundo esperaba que escribieran un libro, pero que nunca lo hicieron. Asimismo, se menciona a artistas de otras disciplinas que renunciaron a su actividad artística como Marcel Duchamp, cuya nota es otra de las joyas del libro. En fin, hay Bartlebys de todo tipo (En cierto modo, el propio Vila-Matas es un Bartleby porque pudiendo escribir una novela convencional “prefiere no hacerlo”).

“Bartleby y compañía” es un libro diferente, excelente para romper la rutina y enriquecer el conocimiento. Aunque en esencia estemos frente a un ensayo escrito por un hombre profundamente metido en la literatura, la originalidad del concepto y la peculiaridad en la estructura son de llamar la atención, además de su contenido agradable, interesante y ameno, que finalmente nos habla sobre el proceso de escribir y el motivo por el cual se escribe y se seguirá escribiendo por siempre.


Valoración: Muy bueno.
Título(s): Bartleby y compañía.
Año de publicación: 2000.
País: España.
Género: Novela postmoderna, ensayo novelesco.
Extensión: Media.
Dificultad de lectura: Poca dificultad.
Temas: Literatura / Escritores.
Autores con obras similares: Marcel Schwob, Jorge Luis Borges.

Anuncios

4 comentarios sobre “Bartleby Y Compañía (Enrique Vila-Matas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s